¿Qué va a pasar?

En solo tres pasos tu aplicación empresarial comenzará a ser una realidad

Registro
Escuchamos tus necesidades

Herramientas de desarrollo generalistas vs especializadas

A raíz de uno de los comentarios escritos por Manuel Tovar en el artículo Windev y Velneo me he animado a escribir este artículo para aportar mi punto de vista respecto a los diferentes planteamientos (que no comparación) de las herramientas de desarrollo generalistas o especializadas. Me gustaría destacar del comentario escrito por Manuel Tovar la frase "hacer programas sin programar" La frase es digna de una campaña de marketing.Todos los que hayan programado en COBOL (acrónimo de Common Business Oriented Language - Lenguaje común orientado a los negocios) o RPG (Report Program Generator - Que aunque inicialmente estaba orientado a los informes derivó en un lenguage similar a COBOL) pueden apreciar cómo estos lenguajes contienen un conjunto de instrucciones diseñado específicamente para el acceso a la base datos que facilitan el desarrollo de aplicaciones empresariales. Muchos pueden considerarlos obsoletos pero con el tiempo han evolucionado dando orientación a objetos y soportando entornos gráficos; lo que les ha permitido seguir aún vivos tras décadas en el mercado. Pero sobre todo han sobrevivido porque con ellos se contruyen soluciones muy sólidas y fiables.Otro lenguajes como C#, Visual Basic, Delphi, etc. no han nacido con ese propósito de lenguaje especializado para soluciones de negocio empresarial, sin embargo, dado su carácter general permiten también desarrollar este tipo de aplicaciones, pero siempre lo harán desde un prisma de más bajo nivel obligando al programador a desarrollar su propio juego de clases reutilizables.Por ese motivo la percepción que se puede tener cuando se pasa de una herramienta generalista a una especializada es de pérdida de control ya que vienes de tener que hacerte tu propio framework en muchos casos a usar uno ya totalmente implementado sin posibilidad de modificar a tan bajo nivel tus desarrollos. COBOL, RPG o Velneo disponen de instrucciones para gestionar ágilmente y de forma nativa la base de datos, las tablas y sus registros, este es un aspecto importante ya que es el uso de base de datos lo que se potencia en estas herramientas consiguiendo un alto nivel de productividad y, sobre todo, de fiabilidad ya que al no tener que utilizar dll's o controles externos garantizan que la aplicación funcionará igual en producción que en el ordenador de desarrollo.Aunque en muchas ocasiones se habla de "programar" o "escribir código", más importante es, desde mi punto de vista, analizar. Tampoco debemos olvidarnos de la importancia de implantar, formar al usuario y mantener la aplicación en el futuro. Por ese motivo prefiero hablar de herramientas de desarrollo y desarrolladores que muchas veces hacen funciones de analista-programador y en algunos también de formador y comercial :)

Manuel también comenta que programar con lenguajes de programación es más "divertido" que hacerlo con Velneo ya que no requiere escribir código y es prácticamente visual. Mi opinión es que en Velneo también existe un porcentaje de programación: procesos, funciones, demonios y triggers pero sobre todo me quedo con la diversión de acabar en 15 días lo que en otra herramienta podría llevarme 2 meses de trabajo. Además me consta de que la satisfacción del programador de Velneo es alta ya que se siente productivo y durante las 8 horas de trabajo se agradece avanzar con el menor número de problemas. Evidentemente, otra cuestión es si desarrollas por hobbie.Considero que un programador de Velneo una vez superada la fase de aprendizaje se puede centrar al 100% en la resolución del problema de su cliente sin preocuparse de la implementación tecnológica que en la mayoría de las aplicaciones no requiere de ningún recurso externo a Velneo.Con Velneo V7 se abrirá la puerta a que el programador pueda parametrizar y programar a más bajo nivel utilizando las API de Velneo y pudiendo crear sus propios plugins, pero esa es otra historia.

Jesús
8/11/2008