¿Qué va a pasar?

En solo tres pasos tu aplicación empresarial comenzará a ser una realidad

Registro
Escuchamos tus necesidades

5 maneras de reducir la deuda técnica en el desarrollo de aplicaciones

Podemos distinguir tres aproximaciones diferentes para hacer frente a la deuda técnica en el desarrollo de una aplicación o software:

  • Implementar una estrategia para la gestión de la deuda técnica.
  • Medir las métricas técnicas clave de la deuda.
  • Afinar el proceso de desarrollo para reducir la deuda técnica.

Pero mientras que las dos primeras opciones nos ayudarán a manejar la deuda técnica existente, solo la última nos permitirá minimizarla. En este artículo vamos a compartir algunas recomendaciones que pueden aplicarse durante el desarrollo, que nos ayudarán a reducir la deuda técnica en desarrollo de aplicaciones.

Cómo reducir la deuda técnica en el desarrollo de aplicaciones

Elegir una arquitectura flexible

Siempre enfatizamos acerca de la importancia de diseñar una arquitectura correcta. Hoy en día, el desarrollo perdurable se basa en la capacidad de evolución del software. Las arquitecturas que requieran refactorización y no sean lo suficientemente sostenibles en el tiempo, como para acometer cambios de manera ágil y sencilla, se convertirán en un tipo de deuda técnica muy costosa de asumir, tanto en tiempo como en dinero.Velneo es una plataforma que se centra en el qué quieres desarrollar, más que en cómo quieres desarrollarlo. Gracias a esta filosofía y a que cuenta con refactoring integrado y por defecto, lo convierten en una herramienta muy rentable y a tener en cuenta, para evitarnos el ir generando deuda técnica desde el primer momento en el desarrollo de nuestras aplicaciones de gestión.

Hacer de la revisión de código una rutina

La revisión del código establecida como un proceso rutinario, mejora sustancialmente la calidad del código y por lo tanto reduce la deuda técnica. Y si esta revisión se realiza por desarrolladores adicionales a los que han programado la aplicación, será aún más valiosa, pues como sabemos cuatro ojos siempre ven mejor que dos. Eso sí, el procedimiento de revisión de código debe de estar correctamente implementado, para que no se convierte en una carga para los desarrolladores.Dentro de las buenas prácticas para la revisión de código, que también van de la mano con arquitecturas bien optimizadas, está el diseñar lo más modularmente posible cada funcionalidad de la aplicación, reduciendo así la cantidad de código dentro de cada función, así como documentarlas lo mejor posible, tanto su nomenclatura como la descripción de lo que hace y cómo lo hace.Contar con una guía de estilo que defina de manera clara todas estas características, como por ejemplo el manual del programador de Velneo vERP, nuestra plantilla ERP de código abierto, es un ejemplo perfecto: explica cómo han de diseñarse y organizarse los distintos objetos tanto de datos, como de aplicación. Al marcarse de manera clara e inequívoca unas pautas y procedimientos de diseño facilita enormemente tanto la curva de aprendizaje del sistema, como la de revisión el código del mismo, así como simplifica su evolución.

Automatizar las pruebas

La realización de pruebas para la fase de testing, tanto antes de la implementación, como después de cada cambio realizado, es especialmente valiosa, sobre todo en proyectos de alta envergadura y a largo plazo. Por lo tanto cuanto más podamos automatizar dichas pruebas, más fácil será nuestra vida y menos deuda técnica acumulará el proyecto. Además, las pruebas automáticas localizarán algunos errores que podrían ser difíciles de encontrar a través de las pruebas manuales realizadas por personas.Diseñar nuestros propios procesos, orientados a la realización de test automatizados en nuestros desarrollos, que nos permitan verificar el correcto funcionamiento de las distintas funciones de la aplicación nos permitirá ahorrar mucho tiempo y dinero a largo plazo. En Velneo podemos crear un proyecto "test" que herede de nuestro proyecto principal y programar en él todas las verificaciones que consideremos oportunas.Igualmente utilizar herramientas como Jenkins nos facilitarán aún más la vida a la hora de automatizar las pruebas de cualquier proyecto tanto para el desarrollo, como para el despliegue de los mismos.

Mantener un registro de los cambios

Pocas cosas resultan tan efectivas a la hora de resolver un error o problema en el desarrollo y mantenimiento de una aplicación o software, como saber qué es lo que ha cambiado respecto a la versión anterior que nos estaba funcionando. Para ello, en desarrollo de software existe el concepto de repositorio, que consiste en un archivo de registros de cada una de las modificaciones que vamos realizando la aplicación. Así, si se produce cualquier error, podremos rastrear su origen de manera rápida y ágil.Velneo cuenta con su propio historial de versiones integrado: vVersion. Con el que podremos comparar diferentes versiones, así como restaurarlas, descargarlas o limpiarlas entre otras funcionalidades.

No darle a la deuda tecnológica oportunidad de crecer

Las prácticas que hemos descrito funcionan mejor si las implementamos en las primeras etapas del proyecto, cuando el desarrollador o el equipo estamos estableciendo los procesos. Y si tenemos un proyecto en curso, que ya está sufriendo una deuda técnica, deberíamos iniciar un análisis de las fuentes que están provocando dicha deuda técnica y elaborar un plan para eliminarla de manera gradual en las siguientes iteraciones.Y vosotros, ¿qué procedimientos, metodologías o trucos utilizáis para evitar y reducir la deuda técnica en vuestras aplicaciones?

David
20/4/2020